Tiempo de lectura: 3 minutos

El pasado 3 de abril, es decir, en plena Semana Santa, fui con mi familia a pasar el día en Alcalá de Henares, una ciudad que está a unos 35 kms de Madrid, ciudad en la que resido.

Alcalá de Henares está cargada de Historia (con mayúsculas) y eso se palpa conforme recorres sus calles. Muy cerca de la estación del tren puede verse una columna de bloques con nombres de ciudades romanas y las distancias desde ese punto, que están expresadas en kilómetros, una concesión a la época actual porque si estuvieran en millas romanas, la mayoría de nosotros tendríamos que buscar en Google y hacer cálculos.

La ciudad más lejana es Emerita Augusta, situada a 372 kilómetros de distancia y que se trata de la actual Mérida. (esto lo sé no porque sea muy culto, sino porque está cerca de donde nací, simplemente). La segunda ciudad en cuanto a lejanía es Caesar Augusta, la actual Zaragoza (aquí he tenido que buscar en Wikipedia) y la más próxima es Complutum, a solo 2,6 kilómetros de distancia. Complutum, claro está, me suena bastante… Complutense, Universidad Complutense de Madrid.

Y es que Complutum fue construida en el siglo I a.C., siendo Augusto el emperador de Roma y fue el origen de la actual Alcalá de Henares, mucho más crecida, por eso la columna está a 2,7 kms, una bellísima ciudad que es Patrimonio de la Humanidad desde 1998 y Bien de Interés Cultural de la Comunidad de Madrid desde 1992.

Y aquí justamente nació Miguel de Cervantes Saavedra, autor, huelga decirlo, de El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha.

La ciudad está llena de referencias a Cervantes y tirando del hilo de la Historia vemos que Cervantes estudió en la Universidad de Alcalá de Henares, fundada en el año 1499 por el mismísimo Cardenal Cisneros y fue, junto a la Universidad de Salamanca, de las más destacadas durante el Siglo de Oro, aunque luego  fue perdiendo prestigio y trasladada en 1836 a Madrid, adoptando en 1970 el nombre de Universidad Complutense de Madrid, que es tanto como decir Universidad de Alcalá de Henares de Madrid, por aquello de Complutum.

La Historia de Alcalá de Henares da para mucho más, como que los Reyes Católicos mantuvieron la primera entrevista con Cristóbal Colón, allá por el 20 de enero de 1486 en el Palacio Arzobispal de Alcalá.

Los grandiosos edificios, con sus placas conmemorativas y carteles explicativos nos van contando todo lo que sucedió en Alcalá de Henares, pero yo solo fui a pasar el día y además, el Sr. Google lo cuenta todo. Por cierto, también comimos.